top of page
Inside Seduction

Inside Seduction

Artista:

Lamont Dozier

Sello:

Atlantic

1ª edición:

1 de agosto de 1991

Formato:

LP & Casete & CD

Banda:

Coros - Phil Collins (temas: B1), The Dozettes Batería - Phil Collins Guitarra - Eric Clapton Teclados - Lamont Dozier, Ryo Okumoto Dirección - Barbara Dozier Fotografía - Albert Sanchez Saxofón - David Boroff*

Pistas LP

Cara A:

A1  Feeling Each Other Out  4:01

A2  Love In The Rain  4:55

A3  That Ain't Me – con Eric Clapton & Phil Collins  4:02

A4  Inside Seduction  4:08

A5  What Chew Doin'  4:09

A6  The Vibe  4:38


Cara B:

B1  The Quiet's Too Loud  4:31

B2  Attitude Up  4:51

B3  I Wanna Hold You Forever  4:57

B4  No Comment  3:36

B5  When We're Together  5:07

B6  Pure Heaven  4:44

Pistas CD

01. Feeling Each Other Out

02. Love In The Rain

03. That Ain’t Me – con Eric Clapton & Phil Collins

04. Inside Seduction

05. What Chew Doin’

06. The Vibe

07. The Quiet’s Too Loud

08. Attitude Up

09. I Wanna Hold You Forever

10. No Comment

11. When We’re Together

12. Pure Heaven

Cualquiera que tenga un interés aunque sea casual en el northern soul de los años sesenta debería estar familiarizado con Lamont Dozier, que formó parte del legendario equipo de compositores Holland/Dozier/Holland y contribuyó a hacer de Motown Records la potencia que fue. Tras ser igual de prolífico en Hot Wax/Invictus a principios de los 70, hizo algunas cosas dignas de mención en solitario (incluido el single de 1974 "Let Me Start Tonight)." No se supo mucho de Dozier en la década de 1980, pero en 1991 intentó regresar con el lustroso Inside Seduction. Aunque la composición no está a la altura de lo que hizo en Motown y Hot Wax/Invictus, en general es agradable. La seductora "Love In the Rain" (la única verdadera joya del álbum) tiene un fuerte sabor soul de los 70, mientras que canciones de alta tecnología como "Attitude Up", "Pure Heaven" y "No Comment" encuentran a Dozier apuntando a los mercados urbano contemporáneo y pop con resultados decentes. Por supuesto, el Dozier de los años 60 y 70 era mucho más que simplemente decente. No es un álbum del que avergonzarse, pero un compositor del calibre de Dozier es capaz de mucho más.

bottom of page